Kamina, una startup ecuatoriana que garantiza el manejo adecuado de las finanzas

Kamina, una startup ecuatoriana que garantiza el manejo adecuado de las finanzas

Kamina es una startup ecuatoriana que brinda asesoría y acompañamiento en el manejo adecuado de las finanzas y busca reducir el estrés financiero a causa del endeudamiento.

«Nuestro compromiso radica en apoyar a aquellos que enfrentan dificultades financieras, ya sea por la falta de capacidad de ahorro, endeudamiento o desconocimiento sobre la gestión adecuada de sus finanzas», dice Jens Thobo-Carlsen, Fundador de Kamina.

En Kamina han diseñado 5 principios que sustentan la relación con sus usuarios: los beneficios siempre deben estar presentes, es necesario generar confianza, construir una mentalidad de abundancia, reconocer que las personas son capaces y democratizar la información sobre cómo funciona el sistema financiero, cómo crecer en él y usarlo a su favor.

«El centro de todo servicio o producto en el mercado deberían ser las personas. Todos tienen derecho a conocer con detalle las ofertas financieras y las implicaciones que tiene el acceder a estas», enfatiza Jens.

Para ellos, la educación financiera se vuelve imprescindible. Conocer sobre la prevención del endeudamiento, sus consecuencias extremas o saber cómo salir de esta situación para promover una salud mental óptima.

«La espiral de deuda en circunstancias extremas puede desembocar en hechos altamente dolorosos como el suicidio. El impacto que genera el inadecuado manejo financiero es algo que afecta a Ecuador y la región», agregó Claudia Tobar, Directora de Educación e Impacto de Kamina.

Kamina realizó un reporte financiero

En su reciente reporte “La nueva educación financiera: Una propuesta disruptiva”, Kamina reveló datos sobre ciudades como Quito, Guayaquil, Cuenca y Manta. Solo el 21% de familias manejan un presupuesto oficial, lo que impide tomar el control de las finanzas.

El informe asegura que el 51% de la población encuestada tiene deudas pendientes de algún tipo. Kamina aborda los desafíos financieros bajo una metodología «Triple AAA», que implica comprender a fondo la situación del usuario para ofrecer asesoría y brindar acompañamiento. «Cada usuario tiene una realidad y necesita una experiencia diferente», asegura el creador de esta startup.